Si generalmente le dicen que no va a poder hacer y que sólo le queda aprender a vivir con la pérdida auditiva el resto de su vida, busque una segunda opinión, no se quede parado y verá que hay una vida nueva, puede que no sea mejor que antes del problema, pero si distinta y con infinidad de posibilidades. Acepte el reto y mejore su calidad de vida.


audifonos_evolución

 

Introducción a los audífonos

 

A diferencia de la situación de hace unos cuantos años, hoy en día casi todo el mundo con cualquier tipo de pérdida de audición puede ser ayudado con algún tipo de tecnología de asistencia auditiva – ya se trate de los audífonos, implantes cocleares, dispositivos de asistencia auditiva o subtítulos.

 

Los dispositivos más comunes son los audífonos o también llamados sonotones. Van desde los más pequeños que caben totalmente en el canal auditivo, a los que se colocan detrás de la oreja de una persona y que entregan el sonido en el canal del oído a través de la tubería y un molde. Algunos sonotones usan sólo un tubo para entregar el sonido a través de un pequeño altavoz directo en el oído.

Los audífonos no te van a corregir la audición como unas gafas los problemas de visión por tener vista cansada, miopía, o hipermetropía. No se puede esperar una audición perfecta pero son una grandísima ayuda para escuchar en muchas situaciones que te cambiarán la vida. Sus nuevos audífonos siempre requerián varias visitas de seguimiento en los cuales además se deberán realizar ajustes técnicos por su audiólogo. Además hay que decir muy claramente que a diferencia de las operaciones en el campo ocular que generalmente te soluciona el problema visual en poco tiempo y casi para siempre, las operaciones en audiología son mucho más complejas y no añaden ese punto tan deseoso de curarse completamente, realmente sólo te solucionará en parte el problema, pero no existe ninguna solución definitiva.

 

Adaptarse a los audífonos requiere tiempo y perseverancia, pero vale la pena. Usted puede tener una relación de amor/odio con su sonotone en un primer momento, ya que nadie está entusiasmado por tener que usarlos, pero después de un tiempo, la gente no quiere estar sin él.

 

Un audífono junto con su deseo de decirle a otros cómo comunicarse con usted y su práctica de estrategias para leer los labios y de la comunicación es una combinación que le funcionará perfectamente y le llevará de nuevo a disfrutar de la vida y las relaciones sociales como si no tuviese ninguna deficiencia auditiva.

 

audifono_partes

Características de los audífonos

Todos los audífonos modernos son digitales y por lo tanto permiten muchos tipos de operaciones que no son posibles con la generación anterior de ayudas análogas. Estos no sólo permiten correcciones más precisas a la pauta única de las pérdidas auditivas específicas, sino que incluyen también una serie de otras características muy útiles.

Una característica indespensable hoy en día es la bobina (asegúrese de preguntar a su profesional de la audición que su audífono incluye esta bobina). Esto le permitirá utilizar teléfonos compatibles con prótesis auditiva y la asistencia de tecnología de audición. La bobina transforma su audífono en un receptor inalámbrico y proporciona conectividad que le ayuda a oír mejor en ciertas situaciones. Una bobina telefónica expandirá la utilidad de su audífono.

 

Entre otras características estas son algunas de las que proporcionan hoy en día: micrófonos direccionales automáticas, circuitos de supresión de ruido, control automático de volumen y la supresión de chillidos acústicos. Todos o algunos de estas características pueden ser útiles para algunas personas en casos particulares. Continuamente se están introduciendo características nuevas y mejoradas. Un factor importante en todos los accesorios de los sonotones modernos es decidir exactamente que particularidades se deben incluir en él nuestro.

Es común recomendar dos audífonos, uno para cada oído. Esto puede ser modificado en función de la naturaleza de la pérdida de audición; necesidades auditivas de la persona, o consideraciones económicas determinantes ya que el coste de esta tecnología no es muy económica.

Pregunte en su centro de salud por si existe algún tipo de subvención que le permita ahorrarse un dinero, que lo necesitará posiblemente más adelante para baterías o pilas, limpiezas y ajustes.

 

Selección de un audífono

El audífono seleccionado apropiadamente es a menudo la medida terapéutica más eficaz para una persona con pérdida auditiva. Sin embargo, el proceso de selección de un audífono a veces puede parecer desalentador.

audifonos_tipos

Obtener los audífonos correctamente y que le queden bien hágalo siempre a través de un profesional certificado. Entre ellos se encuentran los otorrinos (especialistas en ayuda auditiva y del oído, médicos de nariz y garganta), los audioprotesistas y los ortofonistas. Los audífonos son necesarios y el primer paso para el tratamiento de la pérdida auditiva. Los sonotones no son como las gafas, pero son útiles para mejorar la audición y la calidad de vida.

 

Verifique que su audiólogo está siguiendo los “parámetros correctos para determinar el grado de pérdida auditiva y su solución”, una mal diagnóstico puede crearle inconvenientes que no serán del agrado de ninguna de las dos partes.

 

Tipos de audífonos

 

Existen muchos tipos de audífonos, elegir uno u otro depende completamente del tipo de pérdida auditiva y de  la fisionomía de la oreja del receptor.

Podríamos diferenciarlos en 4 categorías básicas:

  • Dentro del canal auditivo (CIC)
  • Parte en el canal(ITC)
  • En el oído (ITE)
  • Detrás del oído (BTE)

 

Dentro del canal (CIC)

Es el audífono más pequeño que hay. El principal problema de este audífono radica en que depende completamente del tamaño de los canales auditivos de la persona receptora, no todo el mundo se los pueden poner.

 

Al ser más pequeños suelen tener menos funciones que sus similares. Se suele utilizar en pérdidas de audición de leve a moderada.

 

En parte del canal (ITC)

Audífono un poco más grande que el anterior, también se usa para los mismos casos de pérdidas leves a moderadas.

 

En el oído (ITE)

Audífono más grande y con más funciones. Este audífono es más sencillo de manejar si lo comparamos con los dos anteriores. Se usa en gran cantidad de pérdidas auditivas con resultados muy favorables.

 

Detrás del oído (BTE)

Este sistema se coloca detrás del oído. Gracias a su resistencia son los que se suelen utilizar en niños. Se usan para cualquier tipo de pérdida auditiva, incluyendo las más graves. Aunque es externo, su diseño hace que no sea fácil de ver.

 

En casi todos los audífonos más modernos se suele colocar el amplificador en el conducto auditivo en vez de detrás de la oreja. Lo que ayuda a disminuir el tamaño de los audífonos y reduce considerablemente los problemas de retroalimentación, que suelen derivar en pitidos y zumbidos.