Implante coclear

Mientras que los audífonos pueden ser de utilidad para la mayoría de las personas con pérdida de audición, hay algunos para quienes los audífonos, o bien no ayudan o ayudan muy poco. En tales casos, los implantes cocleares pueden ser útiles y están siendo utilizados por personas con pérdida auditiva severa y profunda que ya no se benefician de los audífonos.

Implante_coclearLos audífonos ayudan a la mayoría de las personas con pérdida de audición leve a moderada, pero no pueden ayudar a todos. Para muchas personas que tienen pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda (“sordera nerviosa”) en ambos oídos, incluso las ayudas más avanzadas y poderosas no pueden ayudar. Eso es porque los audífonos simplemente amplifican el sonido y éste puede sonar distorsionado si hace falta aumentarlo mucho. A pesar de ser conocida como “sordera nerviosa”, la pérdida auditiva neurosensorial suele deberse más a daños en el oído interno (cóclea), y no en el nervio auditivo.

Un implante coclear consta de un componente interno y otro externo. El componente interno se inserta quirúrgicamente bajo la piel detrás de la oreja, y un alambre estrecho se enrosca en el oído interno. El componente externo, que parece algo así como un audífono detrás de la oreja, se encuentra conectado al interno por la piel a través de un disco magnético externo.

Los sonidos entrantes se convierten en corrientes eléctricas y dirigidas a un número de puntos de contacto en el alambre interno. Esta operación crea un campo eléctrico que estimula directamente el nervio auditivo, evitando así la parte dañada del oído interno de la persona afectada. A diferencia de los audífonos, los implantes cocleares transforman las ondas sonoras en impulsos eléctricos y los transmiten al oído interno, ofreciendo a las personas la capacidad de oír sonidos y entender potencialmente mejor el habla sin necesidad de leer los labios.

El implante coclear ha sido reconocido ampliamente como un tratamiento recomentable para la pérdida auditiva profunda.

Datos interesantes sobre los implantes cocleares

• Los implantes cocleares son dispositivos médicos que omiten las estructuras dañadas en el oído interno y estimulan directamente el nervio auditivo. Se implantan quirúrgicamente para mejorar la audición en las personas con pérdidas auditivas severas o profundas. Pueden crear una gama de sonido, pero no reemplazan la audición normal.

• Los implantes cocleares no están indicados para todas las personas con problemas de audición o sordas. No se recomienda en personas que funcionan bien con los audífonos.

• Los implantes cocleares pueden usarse en niños desde los 12 meses hasta cualquier edad adulta.

Más de 188.000 personas de todo el mundo han recibido implantes cocleares.

• Los implantes cocleares pueden estar en un oído o en ambos.

• Para ser considerado para un implante coclear, tendrá que recibir una evaluación por un médico y el otorrino asociado en una clínica de implantes cocleares.

• Los candidatos ideales son motivados a trabajar duro en su rehabilitación después de la cirugía. Es útil tener un buen apoyo familiar y de vivir cerca de una clínica con el fin de hacer continuamente viajes de seguimiento para la elección y los ajustes.

• Ajustes (llamados “mapeo”) son una parte integral y esencial de la rehabilitación con implantes cocleares. Los mapeos se hacen por otorrinos capacitados que ajustan el procesador de voz para ayudar a mejorar la audición.

• El rendimiento del implante coclear varía. La gente oye mejor con el tiempo por la práctica. Suele tomar un tiempo acostumbrarse a oír sonidos de una manera nueva. Los “procesadores del habla” son los ordenadores usados como dispositivo detrás de la oreja similares en apariencia a un audífono/sonotone.

• El uso del teléfono después de la cirugía varía entre los individuos. Algunas personas se conectan directamente al procesador del habla. Otros sostienen el teléfono a la oreja, mientras que otros no son capaces de utilizar el teléfono cómodamente después de su implante.

• Ya están disponibles dispositivos resistentes a prueba de agua.

El costo de los implantes cocleares varía mucho en función del país y el tipo de sanidad, pero hay que tener en cuenta no solo el gasto de la cirugía, si no también el mantenimiento del mismo, en España un estudio determina la media entre 1500-2000 € al año de gastos de mantenimiento.

• Una variedad de dispositivos de asistencia se puede combinar con implantes cocleares para mejorar su eficacia. Por ejemplo, los cables de conexión se pueden conectar a procesadores de voz para dispositivos de ayuda auditiva. También un micrófono de mano direccional se puede utilizar para mejorar el habla recogida en ambientes ruidosos.

• Un implante coclear híbrido utiliza dos tecnologías – Un audífono que amplifica el sonido y la acústica a través del oído medio hasta la cóclea, junto con la tecnología del implante coclear que convierte el sonido en impulsos eléctricos que estimulan directamente el nervio auditivo en la cóclea.

radiografia_coclear

Fabricantes de implantes cocleares

Investigue sus opciones. Muchos adultos y niños con pérdida auditiva de severa a profunda pueden beneficiarse de un implante coclear. Hable con un equipo de cuidado de la salud auditiva de sus opciones. Aprenda más acerca de los sistemas de implantes cocleares. Evalúe la información acerca de la fiabilidad, el rendimiento y la reputación de cada fabricante del implante coclear.

Pregúntele a su otorrino y al cirujano acerca del historial de cada fabricante del dispositivo. Haga preguntas acerca de garantías y con qué apoyo contará en el futuro; por ejemplo, actualizaciones de tecnología.

 

Hágase las siguientes preguntas

Incluso con audífonos potentes, usted:

• ¿Oye pero no entienden?

• Tengo que pedir a la gente que repita en conversaciones cara a cara, incluso en una habitación tranquila?

• ¿Necesitas subtítulo para entender los programas de televisión?

• ¿Evita las actividades sociales porque no sabe lo que se dice y tiene miedo a responder de forma incorrecta?

• ¿Depende de la lectura labial para entender una conversación?

• ¿Se encuentra agotado al final del día, ya que la comunicación requiere de un alto grado de concentración?

• ¿Tienen dificultades para mantenerse al día en el trabajo? ¿Encuentra difícil la comunicación en el trabajo e interfiere con el desempeño del mismo?

• ¿Tiene problemas para escuchar las conversaciones por teléfono?

• ¿Evita realizar y responder llamadas telefónicas?

• ¿No disfruta ya la música?

• ¿Cuando realiza la pruebas con el otorrino, le tiene que repetir un 60% las frases?

Si contestó sí a alguna de estas preguntas, usted puede ser un buen candidato para un implante coclear.

Cuando la pérdida auditiva es profunda (más allá del tratamiento con audífonos), la pérdida de la audición lleva, efectos mensurables sustanciales en varios ámbitos que son importantes para la calidad de vida. El Dr. Howard Francis utilizó una encuesta de las cosas que la gente considera crucial para la calidad de vida. Los resultados del estudio revelaron que los problemas de comunicación con los demás hace a las personas vulnerables al bajo estado de ánimo y la depresión, y en algunos pacientes incluso en la capacidad de pensar. Todos contribuyeron a una reducción significativa en la calidad de vida de los ancianos con pérdida de audición.

Para aquellos con pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda más avanzada, el implante coclear proporciona un código fisiológicamente útil de las señales eléctricas. El “implante coclear” es en realidad un sistema de alta tecnología. Una parte de ese sistema se usa en el oído procesando la información de sonido entrante. La información procesada se transfiere a través de la piel a un receptor-estimulador implantado, que sirve como una torre de control que recibe las señales y las transferencias codificadas que envía directamente al nervio auditivo.

Un implante coclear está diseñado para aquellos que no se benefician de los audífonos de gran alcance en el aspecto material (un nivel de comprensión de por lo menos la mitad de las palabras en las comunicaciones del día a día). Un gran número de estudios clínicos documentan los beneficios del implante coclear en la ayuda de reconocimiento de voz y sonido ambiental.

La pregunta crítica para muchas personas mayores que contemplan un implante coclear es cómo predecir qué nivel de beneficio podría resultarle. Estudios realizados durante los últimos 20 años documentan un mejor rendimiento del reconocimiento de voz de los oyentes de edad avanzada en un entorno tranquilo con el uso de un implante coclear.

Un análisis más reciente de un grupo grande de pacientes indica que la edad conlleva un efecto muy pequeño en la determinación del resultado post-operatorio y ofrece el estímulo para las personas mayores con niveles avanzados de pérdida de la audición. En lugar de ello, los estudios siguen soportando que un factor más significativo es la relación entre la duración de la sordera a la edad de implantación.

Debido a que la duración de la sordera y el reconocimiento previo a la implantación del habla predecir el posible resultado, se sugiere un concepto de una “base auditiva”.

Estas observaciones se destacaron aún más por las evaluaciones del resultado final. Receptores de implantes reportan una satisfacción significativa como mejoras en la calidad de vida después de recibir un implante coclear. Mientras que algunos informes indican que las personas de edad avanzada al alcanzar el mismo o casi el mismo nivel de beneficio en el reconocimiento de voz como lo hacen los receptores más jóvenes pueden tener una curva de aprendizaje más lenta.

ancianos_coclear

Para las personas mayores de 70 años, el implante coclear puede producir un reconocimiento de voz ligeramente más bajo que en los jóvenes. Estas diferencias pueden reflejar algunos límites en el procesamiento de información que se presenta a un ritmo rápido por el implante coclear. Afortunadamente, sin embargo, estos efectos parecen ser pequeños.